¿Quién soy?

¡Hola!

Me llamo Andréa Pimentel, soy natural de Brasil y naturalizada española. Mi trayectoria como bailarina y profesora de actividades colectivas empieza en Brasil en el año 1997. En España me estreno profesionalmente como profesora en Pilates en el año 2007, después de concluir mis estudios por la Federación Española de Aeróbic y Fitness (FEDA), con la cual colaboré posteriormente como profesora en diversos cursos de formación. El deseo por seguir conociendo el funcionamiento del cuerpo humano, el ansia por ayudar a las personas y el amor por la enseñanza han sido los motores que me han impulsado a comenzar los estudios de fisioterapia en la Universidad de Alcalá de Henares en el año 2008. Durante mi formación en la Universidad he tenido contacto con diversos y prestigiosos profesionales que además de enseñarme técnicas de tratamiento me han hecho ver y entender el poder de las manos en la fisioterapia, y esto me ha animado a ampliar mis conocimiento en la terapia manual. Me especialicé en Masoterapia en el año 2011 y en junio de 2013 concluí el máster de fisioterapia manual en la Universidad de Alcalá, lo que me ayudó a ampliar el abanico de conocimiento en técnicas como: la osteopatía, la neurodinámica, punción seca, la fisioterapia visceral y etc.

Durante todo este tiempo y desde el principio he compaginado los estudios con la actividad laboral, lo que me ha permitido adquirir gran experiencia tanto en fisioterapia como en Pilates. El entorno en el que crecí profesionalmente han sido escuelas de baile, gimnasios y clínicas privadas de fisioterapia, dónde puse en práctica todas las técnicas manuales que he ido aprendiendo en el camino, facilitando mi especialización en el tratamiento de lesiones traumáticas de todo tipo: esguinces, hernias discales, contracturas musculares, lesiones de hombro, rodilla y etc. Actualmente sigo mis estudios de doctorado en fisioterapia manual porque sigo creyendo en el poder y la necesidad de utilizar las manos en la recuperación de personas portadoras de patologías del aparato locomotor y que sufren dolor. Además compagino el trabajo de fisioterapeuta con la impartición de cursos de formación a otros profesionales de la salud, clases de Pilates y de bailes brasileños y una continúa formación, porque el cuerpo humano es increíble en la misma proporción que complejo.